Community Hospital Web Site> Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Señales y síntomas de trastornos hepáticos en los niños

A su hijo le han diagnosticado un problema del hígado. Esta hoja describe algunas de las señales y síntomas más comunes que su hijo puede experimentar. Algunas de ellas significan que su hijo debe ser trasladado de inmediato a la sala de emergencias, mientras que otras son menos serias, pero de todas formas usted deberá avisar al médico de su hijo la primera vez que las note.

Señales de una emergencia

Si su hijo tiene alguno de estos síntomas, llévelo a la sala de emergencias o llame al 911 DE INMEDIATO:

  • Cambios en el estadomental, como confusión, delirio, coma y mucho sueño. Estos cambios se deben sobre todo a la acumulación de toxinas que normalmente serían eliminadas por el hígado. Son señales de que el hígado no está funcionando como debería.

  • Vomitar sangre es una señal de hemorragia (sangrado) en el tracto gastrointestinal superior.

    Mujer con un niño en su regazo, que habla por teléfono. Hay un termómetro sobre la mesa.
    Si su hijo tiene una enfermedad del hígado y tiene fiebre, llame siempre al médico.

  • La presencia de sangre en las heces es una señal de hemorragia en el tracto gastrointestinal. La sangre en las heces puede tener un color negruzco y alquitranado, rojo oscuro (granate) o rojo intenso.

Señales de que hay un problema

Los siguientes síntomas no constituyen necesariamente emergencias, pero de todas formas, si ocurren, deberá informar al médico del niño o a la clínica lo antes posible.

  • La ictericia ocurre a consecuencia de la acumulación de bilirrubina, una sustancia amarilla que el organismo produce durante la descomposición de glóbulos rojos. El hígado recoge la bilirrubina que va a ser expulsada del cuerpo con las heces. Cuando hay algo que no funciona bien en el hígado o los conductos biliares, la bilirrubina puede acumularse en el cuerpo. Las señales de la ictericia incluyen coloración amarillenta en la piel y en el blanco de los ojos, orina oscura o heces de color claro.

  • El dolor abdominal puede ser señal de una infección o inflamación del hígado.

  • La fiebre superior a 100.4°F  puede ser señal de infección. Llame al médico en cuanto note la primera señal de fiebre. Le harán preguntas para determinar si la fiebre es consecuencia de un trastorno del hígado o de un problema distinto.

  • La hinchazón del abdomen puede ser consecuencia de un agrandamiento del hígado o del bazo. También puede ser el resultado de ascitis (acumulación de líquido en el abdomen) causada por una infección o una presión anormalmente alta en los vasos sanguíneos que aportan sangre al hígado.

Señales de enfermedad crónica del hígado

Los siguientes síntomas suelen ocurrir en niños con enfermedad crónica (continua) del hígado. Estos síntomas no requieren atención urgente y a menudo pueden tratarse durante las visitas regulares al médico o a la clínica.

  • Las fracturas de huesos pueden ocurrir con mayor facilidad cuando los niños tienen trastornos hepáticos. El motivo es que las enfermedades del hígado pueden conducir a una reducción de la densidad ósea, de la cual depende la fortaleza de los huesos. Por supuesto, si el niño se fractura un hueso, necesitará atención médica de inmediato. Pero no es necesario informar de ello al médico que se ocupa del hígado del niño hasta la próxima visita.

  • Puede tener picazón en la piel a consecuencia de la acumulación de bilis en el cuerpo.

  • Otros problemas de piel, como arañas vasculares, enrojecimiento de las palmas de las manos y picazón en la piel, pueden significar que la sangre no está fluyendo hacia el hígado de forma adecuada. Las arañas vasculares suelen aparecer en las manos, los hombros y la espalda.

  • Los trastornos hepáticos pueden provocar pérdida de apetito, lo cual puede dar lugar a desnutrición (el organismo no obtiene suficientes nutrientes).

  • Las heces sin color pueden ser señal de que el hígado no está produciendo o segregando bilirrubina, que normalmente oscurece las heces. Las heces sin color también pueden ser señal de infección o inflamación del hígado. Las heces sin color también se conocen también como heces acólicas.

  • Es posible que tenga sangrado y contusiones (moretones) con más facilidad a causa de la falta de vitamina K o si el hígado no logra utilizar la vitamina K que recibe. 

  • La desnutrición puede ocurrir cuando el hígado no logra procesar bien los nutrientes. Un niño con enfermedad hepática puede tener los siguientes síntomas:

    • Crecimiento más lento debido a que el hígado enfermo no absorbe la grasa de forma normal.

    • Raquitismo, una enfermedad que produce baja densidad ósea (tejido insuficiente en los huesos). La enfermedad hepática es una causa de raquitismo. Entre las señales de raquitismo se encuentran las piernas arqueadas y las costillas que sobresalen bajo la piel.

    • Pérdida de peso debido a que el hígado no puede ayudar al cuerpo a usar la grasa de forma normal.

© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.